Global Versions
Seleccione tu localización:

País


4 mejores practicas para optimizar los MFC y EFC automatizados

Derek Sorensen 25 de abril de 2022
Reading Time: 5 minutos
A medida que más retailers de alimentación adquieren experiencia real en el funcionamiento de microcentros de distribución (MFC) y centros de preparación de pedidos online de alimentación (EFC), surgen nuevas prácticas recomendadas.

Según Swisslog, una de las cuatro tendencias de gestión de pedidos es la continua madurez del super online. Esperamos que en los próximos años prácticamente todos los grandes supermercados consoliden su estrategia de comercio electrónico y muchos pasen a la fase de ejecución utilizando MFC (Micro Fulfillment Centers) y EFC (E-commerce Fulfillment Center) automatizados.

Se unirán así a los pioneros que, tras haber completado con éxito proyectos piloto, están ampliando el uso de las compras de alimentos online a otros mercados. Y ambos se beneficiarán de centrarse en la optimización continua para incorporar las mejores prácticas emergentes y adaptarse a los cambiantes comportamientos de los clientes.

A medida que más empresas adquieren experiencia real en el funcionamiento de los MFC y EFC, surgen nuevas prácticas recomendadas y se adoptan enfoques más sofisticados que permiten niveles de productividad y velocidad que no eran posibles hace varios años.

 

MFCs vs. EFCs
Cuando la automatización surgió por primera vez como una opción viable para la preparación de pedidos online de alimentos, se produjo un importante debate sobre la ubicación de dicha preparación en relación con los clientes y las tiendas. 

 

Pero ese debate ya ha quedado zanjado: 

  • La estrategia de distribución debe regirse por el volumen de pedidos. 
  • Esto aporta una claridad muy necesaria al desarrollo de estrategias de distribución de productos de alimentación comprados online, con dos modelos principales que satisfacen las necesidades de la mayoría de los operadores.
Preparación de pedidos en tienda

Los MFC son ideales para mercados en los que los volúmenes de pedidos por tienda son elevados y es posible llevar la automatización directamente al comercio añadiendo una MFC. 

Este escenario suele representar la entrada más rápida en el espacio de la automatización de los pedidos online de alimentación, incluso si se requieren modificaciones en la tienda. En concreto: 

  • Se centra en el suministro de productos que representan alrededor del 90% de las ventas a través del centro de distribución, evitando las grandes inversiones necesarias para el 10% final, que puede recogerse en la tienda. 
  • También minimiza los costes de transporte asociados a la preparación de pedidos.
 
EFC de The Giant

Los EFC pueden utilizarse para: 

  • La distribución en varios establecimientos de retail.
  • La recogida y entrega a clientes, en mercados en los que los supermercados individuales no tienen el volumen o el espacio disponible para albergar MFC. 
  • Permiten que las instalaciones de preparación de pedidos y los sistemas de automatización se diseñen conjuntamente. Eliminan también las limitaciones de espacio impuestas por la integración de la automatización en los supermercados existentes. 
  • Ofrecen la flexibilidad de adaptar la estrategia de distribución a los distintos volúmenes de pedidos de las tiendas de un mercado concreto. Sin embargo, crean una capa adicional de transporte que puede añadir costes y una sincronización más compleja.
 
Sentar las bases 
Cuando hablamos de optimización, nos referimos a mejorar entre un 5% y un 15% más la productividad de un sistema que cumple las especificaciones de diseño. Para lograr la optimización, los distribuidores deben tomar buenas decisiones durante la fase de diseño. 
 
Sistema de almacenamiento compacto Autostore
Todo comienza con la selección del sistema de automatización adecuado. Muchos microfulfillment center y EFC que operan en la actualidad utilizan AutoStore como solución automatizada de picking. Además de sus ventajas de densidad y fiabilidad, su valor añadido pasa por:
  • Crear una plataforma de automatización que puede adaptarse a los cambios en los tipos de los pedidos, los requisitos de inventario y las expectativas de los clientes
  • Dar cabida a tecnologías emergentes como el picking robótico de artículos.
     

Igualmente importante es el software que controla el sistema de automatización. La preparación de pedidos online de alimentación es una de las aplicaciones de e-fulfillment más exigentes y complejas, y no todos los programas informáticos pueden cumplir los requisitos básicos o incluso permitir su optimización. El software debe ser capaz de: 

  • Realizar el seguimiento y la gestión de los pedidos mediante procesos de picking manuales y automatizados.
  • Gestionar el inventario y el cumplimiento en función de las fechas de caducidad y de consumo preferente. 
  • Ofrecer funciones adicionales como la capacidad de gestionar productos que requieren diversas formas de captura de peso.
  • Hacer un seguimiento del inventario de rápida rotación. 
  • Reconfigurar fácilmente las ubicaciones durante el reaprovisionamiento y almacenar en búfer los pedidos en el sistema de automatización también pueden ser valiosas a la hora de pasar de la puesta en marcha a la optimización. 

 

Una última cuestión que puede sentar las bases para una optimización eficaz es determinar qué productos se surten mediante automatización y cuáles se recogen manualmente. En lugar de utilizar amplias categorías de productos para decidir, la mejor práctica consiste en evaluar cada referencia en función de criterios específicos del sistema de automatización. Estos criterios incluyen el tamaño del producto, los requisitos de temperatura, el programa/cadencia de reposición y la velocidad del volumen cúbico. 

A medida que adquieras experiencia con el sistema, es posible que descubras que algunos productos de la automatización pueden recogerse manualmente de forma más eficiente o viceversa, pero estará perfeccionando la estrategia inicial en lugar de revisarla. 

 


Optimización de la productividad y el rendimiento
Si has hecho el trabajo por adelantado, el periodo posterior a la implantación puede centrarse en la optimización en lugar de tener que lidiar con sorpresas, como excepciones imprevistas o un deterioro excesivo causado por una mala gestión del inventario. En la actualidad, trabajamos con la gran distribución para implantar las siguientes estrategias de optimización: 

  1. Racionalización de la reposición: Los cambios en los procesos previos pueden mejorar la utilización del espacio y la productividad en los MFC y EFC. En lugar de descomponer las cajas en el MFC antes de cargar el producto en el sistema de automatización, en el centro de distribución central (CDC) pueden prepararse fundas de cubetas listas para la automatización. Esto permite un reaprovisionamiento más rápido y eficiente en términos de espacio con una manipulación mínima del producto. A medida que aumenta el número de centros de distribución, las economías de escala posibles en el CDC aumentan aún más el valor de esta estrategia. 
  2. Optimización de procesos basada en datos: El hecho de que durante la fase de diseño se haya identificado un producto como seleccionado en el sistema de automatización no significa que siempre vaya a ser así. La demanda estacional y otros factores pueden cambiar la velocidad de volumen cúbico de un producto, lo que puede identificarse mediante el análisis periódico de los datos del sistema. También puede haber oportunidades de mejorar la velocidad y la productividad utilizando los datos del sistema para desarrollar estrategias avanzadas de asignación de huecos o afinar los procesos de picking. ¿Cuál sería el efecto, por ejemplo, si los productos se vendieran por unidades en lugar de por peso o se cargarán en el sistema en paquetes previamente pesados? Trabajar con tu proveedor de automatización para analizar los datos del sistema más allá de los pedidos por día o por hora a menudo puedes descubrir oportunidades para mejorar la productividad y reducir los tiempos de preparación de pedidos. 
  3. Mejorar la consolidación y el montaje: La consolidación no suele plantear demasiados problemas cuando los servicios de e-commerce se limitan a la recogida en tienda. Pero cuando los supermercados añaden la entrega a domicilio o a otras tiendas, el espacio dedicado a la consolidación puede congestionarse y puede resultar difícil coordinar la consolidación entre los distintos modos que se admiten. 
     

  • En los establecimientos más pequeños, unas mejoras sencillas, como añadir estanterías dinámicas, pueden tener un efecto positivo. 
  • Los centros de mayor tamaño pueden plantearse el uso de tecnología adicional, como un sistema de shuttles, para secuenciar y consolidar los productos a temperatura ambiente, refrigerados y recogidos manualmente de un pedido y sincronizar la consolidación con los complejos calendarios de recogida y entrega. 
  • La consolidación de pedidos se ha pasado un poco por alto en los debates sobre la preparación de pedidos online de alimentación, pero se está convirtiendo en una capacidad crítica a medida que las expectativas de los consumidores se orientan hacia tiempos de preparación más cortos.

 

Estamos entrando en una etapa muy emocionante en la evolución de la venta online para supermercados. Centrarse en la optimización tanto en la fase de planificación como en la de operaciones de un centro de preparación de pedidos online de alimentación ayudará a las cadenas de supermercados a adaptarse a los cambios en el comportamiento de los consumidores y a reducir los costes de la preparación de pedidos. 

 
Escribe:
Derek Sorensen
Senior Consultant, Swisslog Americas, Ohio
Más sobre Derek Sorensen
Search more tags
Video Light Goods Design and Planning AutoStore Pallet Automation Sustainability Vertical Farming Case Study Future Logistics Smart Cities Vlogs Micro Fulfillment Customer Service and Maintenance Robotics E-Grocery White Paper Software
Siguiente artículo
Paul Condron 18 de julio de 2024
Designing Flexibility into Automated Omnichannel Distribution

Omnichannel distribution poses challenges for inventory management, order volumes, and cost control. Automation helps address these issues.

Related information about E-Grocery Automation