Global Versions

Seleccione tu localización:

País

Seleccione un idioma:

  • Español / Spanish
  • Español / Spanish

Virto Group incrementa al máximo su capacidad operativa gracias a la solución PowerStore de Swisslog

Aumentar la capacidad de almacenamiento, la eficacia y el rendimiento manteniendo la flexibilidad y la disponibilidad. Estos eran los objetivos que buscaba Virto Group al ampliar sus instalaciones en Funes (Navarra) con un nuevo almacén automatizado. Gracias a la solución PowerStore de Swisslog, el líder y referente en el sector de los vegetales ultracongelados para el retail, foodservice e industria, puede hacerlo posible reduciendo, al mismo tiempo, el gasto energético.


La automatización de almacenes y centros de distribución es sinónimo de eficiencia, flexibilidad y agilidad, sobre todo en un sector tan competitivo como el de la alimentación y bebidas. En el caso de los alimentos congelados, tras haber iniciado una recuperación en 2021, se estima que en 2002 el valor de este mercado creció un 2,8% aproximándose a los 5.000 millones de euros y sobrepasando ya el máximo histórico de 2019, según datos provisionales del Observatorio Sectorial DBK de Informa.

En este contexto, Swisslog ha sido el encargado de automatizar con la solución PowerStore el nuevo almacén de Virto Group, que entró en funcionamiento en verano del año pasado. Se trata de una gran instalación de almacenamiento de alimentos congelados, con capacidad para gestionar un flujo de 350 palés por hora (175 de entrada y 175 de salida) y para almacenar unos 56.000 palés de tipo europeo (o 48.000 palés de tipo industrial). De este modo, la multinacional “podrá disponer de un stock de entre 50 y 70 millones de kilos de producto ultracongelado para satisfacer la creciente demanda de sus productos en el mercado”, subraya Matteo Franco, EMEA Project Manager de Swisslog.

La nueva instalación automatizada supone un importante paso hacia adelante para la compañía alimentaria, que hasta el momento disponía de dos almacenes más pequeños que no le permitían aumentar su capacidad operativa. Uno de estos almacenes está ahora conectado con el nuevo automatizado por Virto.

Almacenaje de palés más compacto, gracias a PowerStore

La solución PowerStore, diseñada conjuntamente por Virto y Swisslog, cuenta con 31 shuttles que se desplazan por los diferentes niveles y pasillos del almacén, 9 elevadores situados en la parte delantera y trasera de la cámara, dos bucles de monorraíl invertido para realizar las entradas y salidas del sistema, un pulmón de expedición para 204 palés, así como los transportadores que conectan las diferentes áreas funcionales del sistema: entradas, salidas, producción, etc. Todo ello es gestionado por SynQ, el software de gestión de almacén de Swisslog que se encargará de gestionar el flujo de mercancías y optimizar los procesos de almacenamiento.

Diseñado para cumplir con las expectativas de crecimiento de Virto, el sistema de almacenamiento de palés PowerStore presenta la ventaja de poderse utilizar en una amplia gama de temperaturas, desde los -27° C para alimentos congelados, como es el caso del nuevo almacén de Virto. 

En palabras de Mikel Fernández de Castillo, Jefe de Ventas de Swisslog Ibérica, “la solución que hemos diseñado es ideal para el almacenamiento de palés cuando se requiere una alta densidad de ocupación, una elevada adaptación al espacio disponible, un alto flujo de entrada y salida de mercancía y el número de palés a almacenar por referencia es alto”. “Swisslog ha invertido más de 50 años de experiencia global para optimizar un sistema con un rendimiento extremadamente alto y con la máxima fiabilidad como es PowerStore”, añade Fernández de Castillo. Una experiencia que permite a empresas como Virto maximizar el espacio disponible al tiempo que mantienen la flexibilidad y aumentan el rendimiento de sus instalaciones.

Redundancia y flexibilidad: valores añadidos clave de la instalación

El nuevo almacén automatizado de Virto se caracteriza por una alta redundancia y la flexibilidad. Como explica Matteo Franco, “se han instalado 31 AisleCarriers (shuttles), cada uno de los cuales lleva a bordo un RowCarrier, para cada planta de un total de 10, más un nivel especial para la preparación de pedidos urgentes a través de la tecnología PowerStore”. Estas soluciones “son capaces de moverse tanto en vertical como horizontalmente para poder llegar así a todas las partes de la planta”, matiza.

Una instalación que, como apunta Juan Virto, director Industrial de Grupo Virto, “nos ofrecen beneficios en nuestro día a día como contar con un almacén de temperatura controlada, una preparación más rápida de los pedidos, un aumento de la capacidad de almacenamiento y rendimiento, la reducción de errores en la preparación de pedidos, así como un incremento de nuestra eficiencia global.”