La «robofobia» en la sociedad

En medio del temor, en gran parte alimentado por la ciencia ficción, a que los robots tomen el control, analizamos el impacto positivo que la robótica tiene tanto en la sociedad como en los almacenes. ¿Forma parte de la innovación o la fobia a los robots amenaza la evolución tecnológica?

14 de julio de 2019

El uso de la robótica en el almacenamiento, en la fabricación, así como en otros sectores está aumentando de manera muy importante. Algunos países como Japón, aprovechan desde hace tiempo la robótica para usos muy diversos. Pero al mismo tiempo, se ha producido un aumento de la «robofobia», suscitada por lo que nos cuentan los escritores y cineastas de ciencia ficción.
Fobia a los robots vs. miedo al cambio
La fobia a los robots consiste en una ansiedad irracional en torno a los robots y otras máquinas de automatización avanzada. Muchas personas famosas, incluyendo a Steve Wozniak y a Elon Musk, han expresado su preocupación acerca del dominio ejercido por los robots. Incluso el fallecido Stephen Hawking dijo a la BBC en 2014 que el «desarrollo pleno de la inteligencia artificial podría suponer el fin de la raza humana».

Pero esta no es la primera vez que la innovación ha sido cuestionada mediante historias de miedo y terror. En el siglo XIX, un gran número de artículos en los periódicos contaban historias acerca de hombres aparentemente normales que de repente perdían la razón mientras viajaban en los trenes victorianos que acababan de desarrollarse. En la actualidad, alrededor de 22.500 trenes operan cada día en Gran Bretaña y no se ha denunciado ningún caso de vehículos que vuelvan locos a los hombres.


Un impacto muy interesante
Hasta que no pensamos en ello, no nos damos cuenta de la cantidad de funciones que la robótica desempeña en nuestra vida diaria. Los avances tecnológicos contribuyen a una vida más sana, larga y feliz y, sobre todo, los robots están aquí para ayudar a los humanos. Tratamos siempre de buscar maneras de hacer nuestra vida diaria más fácil y, a menudo, los robots son la respuesta.
Tomemos el ejemplo de los productores de leche – durante mucho tiempo tenían que quedarse en sus granjas para ordeñar a las vacas dos veces al día, todos los días del año, por lo que irse de vacaciones o tener una jornada flexible era prácticamente imposible. Actualmente, bastantes productores han dejado de lado los métodos tradicionales y han dado paso a los robots para que hagan el trabajo por ellos.

Las vacas de las granjas que usan esta tecnología pueden entrar libremente en las zonas de espera de los robots de ordeño a cualquier hora del día – ¡salvo cuando hay cola! Una vez dentro, el robot identifica a las vacas por sus etiquetas y la tecnología láser ayuda a localizar donde sujetar las bombas de leche con sumo cuidado.
Una mayor producción de leche y menores costes de personal son dos factores determinantes para que los granjeros adopten sistemas de ordeño robotizado.


Limpieza robotizada
Volviendo a cómo los humanos están desarrollando robots para hacer nuestras vidas más fáciles, la limpieza robotizada es también un tema candente. Las aspiradoras robot ya llevan tiempo presentes, pero solo desde hace poco son accesibles y rentables para el público en general.

Estás estupendas aspiradoras robot tienen la posibilidad de ser programadas para ponerse en funcionamiento en un momento determinado cada día. Con los sensores de proximidad y detección de bordes, este avance de la tecnología no hará más que aumentar su popularidad entre aquellos que no tienen tiempo para aspirar sus hogares de manera regular. De igual modo, los cortacéspedes robotizados también están a la venta para que el mantenimiento del jardín resulte muy fácil.El futuro de la conducción autónoma
Mientras que la tecnología para la conducción autónoma aún no es fácilmente accesible, será con total seguridad el próximo avance en las soluciones robotizadas y de Inteligencia Artificial. Los taxis de conducción autónoma eliminarían la necesidad de tener coche propio, y podríamos incluso revisar nuestros correos electrónicos durante el trayecto.

Además, las furgonetas y camiones de conducción autónoma permitirán hacer repartos puerta a puerta más económicos, reduciendo al mismo tiempo los costes de envío. Pero no tenemos que esperar a los vehículos de conducción autónoma para obtener un impacto positivo en el sector logístico. Actualmente ya existen soluciones basadas en robots para los almacenes.


El impacto positivo en los almacenes

Mucha gente aún piensa que la robótica solo funciona para un producto o sector determinados. De hecho, más de 2.000 marcas internacionales ya han transformado su automatización logística con las soluciones de Swisslog.
Nuestra cartera de tecnologías consiste en una amplia gama de sistemas para ayudar a cada negocio con los distintos retos que se plantean en el almacén. Por ejemplo, ACPaQ automatiza el paletizado multireferencia, mientras que AutoStore es un método de automatización flexible y que ahorra espacio. En contraste, CarryPick es un sistema de preparación de pedidos modular que utiliza AGVs (vehículos guiados automáticamente) para transportar estanterías móviles con los productos a los puestos de preparación.

Aunque existe una amplia percepción de que la automatización en los almacenes significa prescindir de la interacción humana, la solución ItemPiQ de Swisslog se basa en un principio de preparación compartido: el robot prepara los artículos que puede manipular –hasta el 95% de la gama de productos del cliente– y el trabajador finaliza el pedido.

Con más tiempo para las tareas esenciales y un nivel de precisión más elevado, utilizar robots en el almacén contribuye considerablemente a mejorar el rendimiento humano y a que los procesos sean significativamente más eficaces. Entre otras cosas, los robots ofrecen evidentes ventajas en cuanto a fiabilidad, ya que no necesitan descansos o bajas por enfermedad. Pasar de un funcionamiento de dos turnos a uno de tres es también posible en cualquier momento, permitiendo a las compañías responder con flexibilidad y eficacia a los picos de mucha actividad de pedidos, por ejemplo, en temporada de vacaciones.

La moraleja es la siguiente: la robótica y la automatización ofrecen claramente más oportunidades que riesgos, tanto en la vida diaria como en los almacenes. Pero únicamente si los aceptamos como impulsores del crecimiento futuro, en lugar de considerarlos como súper villanos de ciencia ficción.


Configuración de cookies Aceptar

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies