Uso de datos en tiempo real para mejorar las operaciones de los almacenes

Reunir, analizar y visualizar datos en tiempo real es fundamental para hacer realidad la promesa de la Industria 4.0. La monitorización del estado de los equipos ya permite cumplir esa promesa. Descubra cómo.

26 de septiembre de 2017

En la última publicación del blog sobre la Industria 4.0, se adelantaron ya algunos de los emocionantes avances que están teniendo lugar en el ámbito de la realidad virtual y aumentada en relación a la gestión de los almacenes. A través de las capacidades de visualización en 3D de las plataformas de los sistemas de gestión de almacenes, mediante las tecnologías virtuales se nos permiten trabajar en una copia digital del almacén para supervisar el flujo de los materiales en tiempo real, ofreciendo la posibilidad de realizar el mantenimiento a distancia hasta de modernizar el diseño e incluso realizar la marcha de las instalaciones y de los equipos nuevos que se instalen en extensiones posteriores, sin afectar a la instalación en funcionamiento.

En la presente publicación, se busca profundizar en una de las tecnologías que realmente ha posibilitado la virtualización (siendo uno de los principios básicos de la Industria 4.0): los datos en tiempo real.

Es deseable disponer de una copia digital del almacén, pero si dicha copia fuese estática, su valor sería limitado. Lo que convierte la virtualización en una tecnología tan prometedora es su capacidad de incorporar los datos en tiempo real procedentes de las operaciones del almacén en los modelos de 3D para crear una imagen virtual del estado de los equipos en cualquier lugar del almacén y en cualquier momento. 

Ahora, los dispositivos digitales, por ejemplo, RFID, sensores y escáneres, están presentes en todos los objetos, desde los distintos productos y cajas hasta los equipos de manejo de materiales, las carretillas elevadoras y los robots. Estos dispositivos compatibles con el Internet de las cosas, así como las máquinas inteligentes, generan los datos necesarios para transformar los modelos virtuales estáticos en ventanas 3D en tiempo real, mostrando lo que está sucediendo en cualquier lugar del almacén y a cualquier hora.

No obstante, es conicido que muchos operarios de almacén, cuando leen acerca de la virtualización, piensan: «Suena genial y estoy seguro de que llegaremos a eso algún día, pero por el momento todavía estamos muy lejos de eso" además de decir cosas como: Estamos tan ocupados solucionando los obstáculos del día a día que ni siquiera tenemos tiempo de pensar en la virtualización».
Cabe destacar que los datos en tiempo real no constituyen una decisión del todo o nada. Aunque una empresa como usted  no opte por crear una imagen integral en tiempo real de su almacén, eso no implica que los datos en tiempo real que generan sus sistemas no tengan ningún valor. De hecho, sucede justo lo contrario: existen estrategias «modulares» para utilizar los datos en tiempo real que le permiten concentrar sus esfuerzos en problemas concretos y orientarse al mismo tiempo hacia una visión más amplia, que también podemos ofrecer desde Swisslog.
El mejor ejemplo de ello es la vigilancia del estado de los equipos. Durante años, el objetivo del personal de mantenimiento ha sido conocer las condiciones que provocan fallos en los equipos y ser capaz de «ver» dichas condiciones a medida que se producen a fin de poder tomar medidas correctivas antes de que tenga lugar un error.

Actualmente, esto es posible gracias a la vigilancia del estado de los equipos a través de datos en tiempo real. Dicha metodología funciona de la siguiente manera.

En un determinado sistema inteligente, como puede ser una cinta transportadora o un sistema de almacenamiento de palés, se tiene inicialmente que los datos técnicos de los dispositivos que componen el sistema se recopilan de manera constante y se gestionan a nivel central en aplicaciones de macrodatos. A continuación, estos datos se analizan, para obtener valores físicos, como las variaciones, la temperatura y la ubicación de los distintos elementos. El análisis planteado calcula la frecuencia del error de los diferentes componentes, y de todo el sistema, para identificar los componentes y sistemas que corren el riesgo de fallar de forma más probable y próximamente.

Ya sea por el consumo energético de un sistema, por la ruta de desaceleración de una grúa apiladora o por la cantidad de movimientos realizado por una lanzadera: la vigilancia del estado de los equipos de ésta forma permite evaluar de forma continuada las condiciones de los componentes esenciales del almacén. 

Pudiendo con ello, visualizar dicha información a través del sistema de gestión del almacén para proporcionar a los empleados una imagen intuitiva y precisa de los sistemas monitorizados, así como los efectos que los errores de los diferentes componentes tendrían en el flujo de mercancías.

Asì pues, a partir de esta información, el personal puede determinar exactamente qué medidas se deben adoptar para evitar los fallos y programar todas las actividades necesarias para aquel momento que cause las mínimas alteraciones posibles, en la instalación en funcionamiento, en lugar de fijar un programa de mantenimiento preventivo.

En definitiva, sabemos que estamos generando enormes cantidades de datos dentro del almacén y es hora de empezar a utilizarlos para mejorar las operaciones. La vigilancia del estado de los equipos representa una forma realista y de alto valor añadido para conseguir exactamente ese propósito.

Configuración de cookies Aceptar

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies