El almacén que aprende por sí mismo: el próximo salto cuántico gracias a la inteligencia artificial

¿Está buscando soluciones inteligentes para optimizar el rendimiento de su almacén? Los científicos de datos de Swisslog y los expertos en robótica y TI están utilizando la inteligencia artificial (IA) para ayudar a que los sistemas intralogísticos aprendan y evolucionen por sí mismos. Nuestra visión: el almacén que aprende por sí mismo.

El comportamiento de sus clientes a la hora de realizar pedidos, el coeficiente de utilización de sus máquinas o el consumo de recursos: en cada rincón de su cadena de suministro hay información que, interconectada de manera inteligente, tiene el potencial de hacer más eficientes los procesos de toda la cadena.

Con el almacén que aprende por sí mismo o «Learning Warehouse», nuestro objetivo es equipar nuestros sistemas informáticos de almacén con mecanismos de autoaprendizaje. Para conseguirlo, recurrimos a métodos de la inteligencia artificial. Usted se beneficiará de nuevas oportunidades para la optimización de procesos que hasta ahora no existían.

Almacén que aprende por sí mismo/Learning Warehouse: procesos de decisión automatizados

La programación rígida es cosa del pasado. Hoy en día la clave está en interconectar los sistemas informáticos con algoritmos de aprendizaje automático. 

  • Gracias a las complejas operaciones de cálculo, nuestros sistemas de almacén adquieren conocimientos técnicos para aprender a reconocer patrones, regularidades e interdependencias a partir de datos desestructurados, y se adaptan de manera autónoma y dinámica a las nuevas situaciones dentro de todo el sistema de logística.
  • El aprendizaje automático es la clave para lograr una mayor eficiencia en su almacén. Reunir experiencias propias, anticipar situaciones y perfeccionar de manera autónoma los conocimientos técnicos existentes: así es como las máquinas pueden tomar la decisión correcta en cada situación dentro de la cadena de suministro.

Un concepto, infinitas posibilidades de optimización

Imagínese que pudiera iniciar la preparación de un pedido incluso antes de que el cliente llegue a la fase de pago de su pedido online

El campo de aplicación de la inteligencia artificial es enorme. Uno de nuestros objetivos es ayudarle a crear pronósticos fiables sobre el comportamiento de sus clientes durante los pedidos con ayuda de algoritmos inteligentes. Esto le permitirá tener en cuenta factores externos como las campañas de marketing o las condiciones meteorológicas actuales para predecir prácticamente el 100 % de probabilidad de pedido de cada cliente.

Pedidos motivados por las condiciones meteorológicas: con la inteligencia artificial es posible predecir los picos de pedidos.

El almacén que aprende por sí mismo aporta el máximo nivel de inteligencia y eficiencia a todo el proceso de preparación de pedidos. Con ayuda de los agentes de software es posible detectar solicitudes de pedido similares en el sistema y procesarlas en paralelo. Esto no solo ahorra tiempo y desplazamientos, sino que también ayuda a evitar el atasco de pedidos en las estaciones de preparación de pedidos.

La inteligencia artificial permite que el almacén del futuro sea más dinámico y ágil y que tenga una mayor capacidad de respuesta. La interconexión inteligente de la información procedente de las máquinas, los procesos y los productos supone un gran avance para la optimización de procesos.

Tim Eick, jefe del SynQ Competence Center, Swisslog Logistics Automation

Los sistemas de autoaprendizaje contribuyen a la rentabilidad. Combinando de manera inteligente la información procedente de productos y pantallas con las experiencias de sus empleados, puede confiar en que no tendrá que enviar unidades de embalaje demasiado grandes. En el futuro, su sistema será capaz de tomar las mejores decisiones sobre el embalaje por sí solo.

Los robots pueden aprender de las personas

La mejora de la colaboración entre hombre y máquina es otra de las áreas con potencial de optimización. Imagínese a su personal de preparación de pedidos llevando unas gafas inteligentes en el futuro. Con el envío de los movimientos de la mano al sistema informático, su robot de preparación de pedidos también podrá ampliar su competencia en soluciones. Sin embargo, hoy en día sigue siendo difícil transferir la delicada interacción de los gestos y habilidades motoras de las personas a las máquinas. Pero un día, prácticamente todas las experiencias humanas podrán transferirse a las máquinas a modo de nuevos conocimientos para la realización de una gran variedad de tareas. 

Las máquinas pueden sacar sus propias conclusiones a partir de las experiencias de las personas.

¿Cuál es su visión sobre el almacén que aprende por sí mismo?

El ámbito de investigación relacionado con la inteligencia artificial es muy extenso. ¿Qué implicaciones tiene esto en su logística? ¿Cómo puede ayudarle Swisslog en su camino hacia la inteligencia artificial? Póngase en contacto con nosotros.

Su mensaje
Configuración de cookies Aceptar

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies